Con las últimas imágenes que nos llegan de Gaba queremos aprovechar para informar a todas las personas que colaboran con Abay como se desarrolla nuestra actividad durante este periodo excepcional que estamos viviendo.
Como ya os contamos, las clases quedaron suspendidas por orden del gobierno hará aproximadamente un mes y medio. Después de reflexionar sobre la mejor manera de seguir ayudando a la población, consideramos que el reparto de comida una vez al mes a las familias de los alumnos de canguro era la medida más segura, así como el reparto de leche y papilla a los bebés del programa de lactantes.
Las fotos que nos llegaron corresponden al reparto que se hizo ayer en el centro Abay.
Como podéis observar proceden al lavado de manos antes de entrar al centro, intentan mantener distancias de seguridad en la medida de los posible; y nuestros trabajadores utilizan mascarillas.
Igualmente desde Abay decidimos que nuestros trabajadores siguieran manteniendo sus sueldo con el objetivo de no contribuir, aún más, al empobrecimiento de la población.
Por otro lado, Mulugueta (trabajador social de Abay), continúa con su trabajo por las casas haciendo pedagogía sobre las medidas necesarias para el control del Covid-19; a la vez que recoge datos sobre los niños y niñas que comenzarán la escuela el próximo curso.
Además en Kolobo seguimos avanzando con la construcción de la residencia para las niñas que comienzan los estudios secundarios en septiembre.
Actualmente no tenemos datos acerca de contagios de coronavirus en la zona.
Deseamos que se pueda volver a la normalidad lo antes posible, aunque consideramos que la prevención y precaución son primordiales en estos momentos.
Aprovechamos para dar las gracias, una vez más, a los que de una forma u otra seguís colaborando con nosotros; ya que sois pilar fundamental para nuestro/vuestro trabajo.