Y por fin llegó el día 29 de marzo y con él, la huelga general … ¡y nuestro Cross solidario para la ONGD Abay!

El día comenzó un poco extraño. Por la huelga, que hacía especialmente silenciosa la ciudad, y también por la cautela que teníamos, y

a que varios colegios invitados habían decidido no venir ante la imposibilidad de encontrar un autobús que trajera a los niños desde varios puntos de la
Comunidad de Madrid. Con todo, uno de estos colegios, el Colegio Valdelafuentes, tuvo el detalle de enviar su aportación a nuestra campaña de “Zapatillas para Walmara“. Y de los dos colegios que al final se atrevieron a desafiar a los piquetes, el Parque también nos dio su granito de arena para nuestra campaña. ¡Desde ABAY ONGD, vaya por delante nuestro agradecimiento a ambos valientes!
A pesar de las previsiones negativas, prácticamente todos los niños del Peñalvento acudieron a su cita anual con este evento deportivo; que, poco a poco se va convirtiendo en un momento muy especial para ellos. Además, este año tenía un aspecto solidario que, como vemos en las fotos, gustó a todo el mundo.

Desde primera hora de la mañana, los niños de Infantil se prepararon expectantes en las clases para hacer deporte, y se pusieron su dorsal solidario 0000. En éste se podía leer textualmente “Corro por Etiopía“. Los más pequeñajos compitieron en las instalaciones interiores del Colegio organizándose por clases. Luego, todos recibieron su medalla y, muy contentos, terminaron la fiesta en sus aulas.

 Un detalle muy bonito del colegio fue la invitación al atleta Abel Antón. Abel es, como sabéis, un corredor español especializado en las carreras de fondo de 5.000 y 10.000 mts. y en la modalidad de maratón. Ha ganado 5 de los 8 maratones oficiales que ha disputado. Ha sido campeón de Europa de 10.000 m lisos y doble campeón mundial de atletismo de Atenas 1997 y Sevilla 1999 en la prueba de maratón.

El gran atleta puso medallas a los peques y también estuvo con los pequeños de Primaria enseñándoles a calentar.

Los niños y niñas de Primaria estaban muy motivados. Sobre todo, los de Primero con los que tuvimos ocasión de charlar días antes en nuestro encuentro de sensibilización sobre Etiopía y sobre la realidad de los niños etíopes que van al Colegio de Bacho Walmara. Estaban muy emocionados, además, porque este era el primer año que corrían “como mayores” ¡y fuera del colegio!Y no hay que quitar importancia a esta emoción, porque los niños y niñas hicieron una carrera importante y larga como se observa en las fotos.
Durante la carrera, nos gustó especialmente la implicación de los padres.

Sus representantes estuvieron  en todo momento vigilando (¡muy bien por el presidente del AMPA, Eduardo, que se colocó en los lugares estratégicos con los servicios de protección civil para que ningún niño se extraviara!).
Ofrecieron sus servicios con mucha discreción. Lo que fue de ayuda especialmente en la enfermería, en donde estuvieron todo el tiempo ocupados con torceduras, lipotimias, caídas y otros percances de distinta “gravedad” (¡bravo por Mari Carmen!)
Además, muchos padres del Cole consiguieron dejar de lado sus obligaciones por un día para venir y animar a los chicos durante toda la mañana.

Los participantes compitieron por edades.

Pero no solo lo hicieron los alumnos del Colegio, con sus compañeros invitados de otros Coles. Nuestros amigos de secundaria, a los que también tuvimos ocasión de conocer dos días antes en otra charla, disfrutaron corriendo junto a profesores y padres, en una serie de carreras llenas de risas, complicidad y buen ambiente.

Durante la carrera hubo momentos muy especiales que nos encantaron.

 Como la porra que se hizo en la linea de meta para decidir cuántas vueltas había dado en total el profesor Joaquín Peces.

Este profesor de gimnasia es un atleta  que fue marcando el camino en bicicleta delante de todas las categorías de niños. Y que no contento con este esfuerzo ¡compitió en su propia modalidad … de dos vueltas!

No es necesario aclarar que llegó el primero, que detrás de él no se veía todavía al segundo y que, además (aunque no me atreva a confirmarlo) ¡el encargado de apuntar a los ganadores ya decidió a mitad de la carrera y entre risas poner su nombre como ganador incluso antes de acabar!

Otra mención muy especial es para el profesor Javier Olivares, director de la etapa ESO-Bachillerato.

Fue evidente el cariño que le tienen sus alumnos Y también las causas. Su simpatía y alegría es claramente contagiosa.

Algo que ilustra muy bien el premio que recibió de otros compañero del equipo Peñalvento. A pesar de llegar en uno de los últimos puestos, fue el participante que consiguió sacar a la calle al mayor número de animadores.

Recibió un premio especial muy bien merecido en nuestra opinión. El fue uno de los profesores más implicados  con ABAY ONGD el día de la carrera como muestra la foto en donde se encuentra señalando nuestro letrero “Corro por Etiopía“. Gesto que repitió, a pesar de su agotamiento, en la línea de llegada. Todo un detalle, ¡sí señor!

Tras las carreras, el director del Colegio, la representante de Abay y el representante del patrocinador, Toyota, entregaron los tres primeros premios a todas las modalidades.

Nosotros tuvimos el gran honor de felicitar a todos los premiados en segundo lugar y de darles sus bien ganados trofeos.

 Y es que el día no pudo ser mejor.

 

Por eso, desde ABAY queremos expresar nuestro más sincero agradecimiento a dos profesores muy especiales para nosotros.

Uno es el jefe de actividades extraescolares y deportivas del colegio, gran responsable y promotor de toda esta carrera y de su ideal solidario: Javier López. ¡Mil gracias, Javier, por elegirnos y por confiar en nostros!

La segunda es nuestra profesora de inglés, Marta Lozano. Ella ha sido el apoyo de ABAY dentro del colegio y la impulsora de las charlas de sensibilización a todas las edades del cole. Y quizás, quién sabe, una de las primeras personas del cole que pueda visitar el colegio Bacho Walmara en la ciudad de Gaba Kemisa (Etiopía).

 ¡Ah! Y nos falta una última cosa …

Tras la recaudación, pudimos comprobar que el Colegio Peñalvento contribuyó con un total de 840 euros a la campaña de de “Zapatillas para Walmara” que ingresamos en la cuenta de la ONGD al día siguiente del Cross.

¡¡Ya pueden estar orgullosos nuestros chavales !!!

 

¡¡¡¡ Muchas gracias a todos desde ABAY !!!