Al plantear la escuela canguro teníamos inicialmente como objetivo fundamental el cuidado de los pequeños más vulnerables de Walmara, pero iniciado el proyecto, nuestro representante, Dr. Guta, dijo “debe buscarse la excelencia”… Y a por ella fuimos, persiguiendo convertir la “guardería” en una excelente escuela infantil. No la hemos conseguido y mucho nos falta para ello, pero en el camino seguimos. Hace unas semanas una voluntaria nos decía que el nivel de inglés de las monitoras era muy bajito y hace unos días han comenzado un curso de 60 horas de la mano de un profesor de Inglés de la Universidad de Sebeta. Thank you.

.
Captura de pantalla 2015-03-21 a la(s) 09.32.35